¿Cómo limpiar un radiador de aceite? Te lo explicamos en estos sencillos pasos

Los radiadores de aceite se han convertido en uno de los principales aliados de nuestras casas para combatir el frío en invierno y que las tardes y las noches sean mucho más agradables. Si queremos que al año siguiente sigan siendo igual de útiles y funcionando como el primer día es muy importante saber cada cuánto y cómo limpiar un radiador de aceite. Esta limpieza además servirá para alargar la vida útil del aparato.

¿Cada cuánto se debe limpiar un radiador eléctrico de aceite?

Los calefactores de aceite son un aparato con un mantenimiento muy sencillo ya que solo necesitan ser limpiados. Así que principalmente podemos diferenciar 3 momentos en los que es necesario limpiar el radiador. 

  • Antes de su uso. Antes de empezar la temporada de invierno es muy importante realizar una limpieza, para retirar el polvo que haya podido quedar acumulado durante los meses que ha estado almacenado. 
  • Durante el invierno. Para que el radiador de aceite funcione correctamente, es necesario limpiarlo  frecuentemente para quitar el polvo que ha ido apareciendo entre sus curvas y recovecos. Hay que tener en cuenta que debemos realizar esta limpieza siempre sin estar en funcionamiento, con el radiador desenchufado y frío. 
  • Antes de guardarlo. Recomendamos siempre limpiar el radiador de aceite una vez pasado el invierno antes de almacenarlo. De este modo aseguraremos que siempre estará a punto para el año siguiente.
radiador aceite consumo

¿Cómo limpiar un radiador de aceite?

Te vamos a dar los mejores trucos para saber cómo limpiar un radiador de aceite. En primer lugar recomendamos usar una aspiradora con el accesorio de boquilla pequeña, un plumero y un trapo humedecido con un cubo con agua y unas gotas de jabón neutro.

  • Aspiradora con accesorio de boquilla pequeña. Usaremos la aspiradora para aspirar los rincones y recovecos más pequeños del radiador de aceite.
  • Plumero. Con el plumero haremos un repaso de arriba a abajo entre los módulos del radiador, también aprovecharemos para introducirlo a las partes más interiores del radiador y a su alrededor. 
  • Trapo húmedo, cubo con agua y unas gotas de jabón neutro. Nos servirá para limpiar todo el radiador excepto las partes eléctricas. Posteriormente será necesario secarlo. 
4.5/5
mujer con frío sin un radiador de aceite

Tras realizar estos pasos, tendrás el radiador de aceite limpio y listo para su uso para la próxima temporada de invierno. Además con siguiendo el mantenimiento correcto y sabiendo cómo funciona un radiador de aceite conseguirás alargar la vida útil del radiador para disfrutarlo durante muchos más años. 

Si quieres comprar un radiador no te pierdas las ofertas en radiadores de aceite de Radiadordeaceite.com

Entradas Relacionadas